Inicio > Economía, Política, Viajes > No English breakfast any more!

No English breakfast any more!

Aquí nos parecerá que no se oye hablar de otra cosa que de la crisis, pero en un reciente viaje por trabajo que he tenido que hacer a Leicester (Reino Unido) he descubierto de primera mano que allí las cosas ni están mejor que aquí, ni desde luego el tema de conversación es mucho más variado que el nuestro. A una libra en caida libre que parece no tener fin (la paridad con el euro es casi una realidad), se unen las desastrosas previsiones macroeconómicas (recesión, ¿a alguien le suena?), un paro en aumento (2 millones de desempleados – uno menos que en nuestro país y eso que tienen 65 millones de habitantes frente a los 45 de aquí), una inflación en aumento debido a un mayor coste de las importaciones (4.5%, directa consecuencia de una libra devaluada).

Leicester Clock Tower

Leicester Clock Tower

Analizados cada uno de estos puntos por separado, uno llega a la conclusión de que en este mundo globalizado no todo es tan global como creemos o al menos, no tan homogéneo.

En efecto el mercado laboral británico siempre se ha mostrado más dinámico que el europeo y no digamos que el español, criticado desde las trincheras del neoliberalismo por la poca flexibilidad laboral que muestra. En este sentido siempre han estado varios puntos por debajo de la tasa de paro europea y siempre más cerca del modelo norteamericano, por tanto es para ellos una verdadera catástrofe, mucho más que aquí, esos 2 millones de parados, dado que las ayudas del gobierno a parados y necesitados, no lo podemos negar, no llega a nuestros niveles.

Con la libra no lo tienen mucho mejor, no quisieron oir hablar del euro cuando pudieron entrar dado que eso hubiera supuesto para ellos una necesaria devaluación de su moneda para cumplir la tan necesaria convergencia. Ahora se encuentran con que esa devaluación se ha dado por sí sola, al no poder un empequeñecido (otrora poderoso) Banco Británico hacer frente a la terrible caida de su divisa por más empeño que han puesto. La cosa ha llegado hasta tal punto que ahora pedir un café o un sandwich ya no es motivo de alarma para un menda de visita por Reino Unido, los precios, son ya similares. No quieren ni oir hablar de salir de viaje este verano que viene, ¿cómo lo iban a hacer, si todo lo encuentran un 30% más caro y las perspectivas son que todo irá a peor? mientras tanto no sé qué pasará en España (uno de los principales destinos turísticos para los británicos) este año si los ingresos por turismo se van a pegar la leche que parece que se van a pegar. Pero los ingleses erre que erre, dado que somos los demás los que vivimos en una isla, no quieren oir hablar del euro aún. Despejado el fantasma de la devaluación ahora se aferran a que al menos siguen teniendo un arma del que los países integrados en el euro no disponen: manejar los tipos de interés a voluntad.

Tal y como van las cosas, me pregunto qué harán cuando pongan los tipos cercanos al 0%, la economía siga sin reaccionar, y entonces no los puedan bajar más. ¿Dirán entonces que sí al euro? espero que para entonces nosotros no hayamos regresado a la peseta y levantado muros de piedra en nuestras fronteras.

En el hotel tampoco había English Breakfast, se acabaron las salchichas, huevos fritos, fiambres y revueltos. Se terminó el porridge. Y es que como me decía June, una mujer que me presentaron en el Birstall Social Club que no dejó de hablar ni en el rato en el que me ausenté para ir al WC, ellos no pueden andar levantándose una hora antes para preparar semejante cantidad y variedad de comida.

Será eso y ni Rajoy ni Zapatero se han enterado.

PD: acabo de leer este “catastrofista” artículo sobre la situación económica de Reino Unido en El País, que he decidido publicar aquí, ¿qué opináis?

La excepción británica se acaba

Anuncios
Categorías:Economía, Política, Viajes Etiquetas: , ,
  1. Zurda
    18 enero, 2009 en 22:56

    ¿Cómo ves las elecciones de marzo? Yo pienso que el PSOE va a arrasar.
    Tú que estás con más gente ¿qué opinas?

    Por cierto, el viernes o sábado pensábamos ir Pilar y yo a ver la peli de Harvey Milk. Os animais?

    • fbernaus
      19 enero, 2009 en 10:01

      Como todo, depende con quién hables, muchas veces son más las ganas que tiene la gente de que algo ocurra que la realidad en sí misma. Sí percibo con más intensidad que en anteriores elecciones que la gente quiere un cambio, casi le da igual quién venga, si PSOE, EA o PP, pero noto que el PNV está un poco quemado y la gente quiere caras nuevas.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: