Archive

Posts Tagged ‘cambio climático’

Ken rompe con Barbie y la política irresponsable de Mattel

Llama la atención, cuando menos, que una empresa que se dedica a la fabricación de juguetes y que se supone que adora a los niños muestre al mismo tiempo tan poca empatía por el planeta en que vivimos y en el que van a vivir los peques de hoy. Resulta que Mattel se provee para sus embalajes de los famosos muñecos Barbie y Ken de cartón proveniente de los últimos bosques vírgenes de Indonesia.

Indonesia está acabando a marchas forzadas con las selvas tropicales primarias que le quedan, unas de las áreas boscosas más densas del planeta tras la Amazonia. Una de las empresas que explotan forestalmente esta zona y que es proveedora de Mattel es Asia Pulp & Paper, que a pesar de las ingentes sumas de dinero que invierte en lavado de su imagen está en el punto de mira de muchas organizaciones no gubernamentales que trabajan por salvar los últimos bosques primarios del planeta debido a las políticas no sostenibles de explotación forestal que aplica.

Greenpeace ha iniciado una campaña consistente en animarnos a llamar por teléfono a Mattel y expresar nuestra disconformidad con la política que siguen. El hecho de que Mattel haya desviado las llamadas relacionadas con este asunto, al menos en nuestro país, a una empresa de comunicaciones que, con muy buenas palabras, atiende a los consumidores para recoger las quejas no hace más que confirmar que efectivamente las acusaciones son ciertas. En caso contrario harían pública la lista de proveedores con las que trabajan y los materiales de los que se proveen en vez de mantener un escueto comunicado de prensa que no dice nada.

Os animo a participar en la campaña de Greenpeace.

Más información aquí:

Ken rompe con Barbie

CO2, temperatura y la edad del hielo

31 enero, 2009 6 comentarios

Me he encontrado con este interesante artículo de Frank Lansner, ingeniero civil y biotecnólogo, que cuestiona la casi globalmente aceptada teoría de la relación entre la concentración de CO2 en la atmósfera y las temperaturas. Muchos de vosotros sabéis que para conocer cuáles eran esas concentraciones y temperatura correspondiente a lo largo de la historia se recurre a capas de hielo que han permanecido inalterables durante milenios: con una simple excavación a los metros de profundidad adecuados y relacionándolos con fósiles hallados en esas mismas profundidades se estima por un lado la antigüedad y la temperatura de dichas capas de hielo, y con las burbujas de aire atrapadas en el hielo y encontradas en esas mismas capas se puede calcular la concentración de CO2 de esa lapso temporal.

Gráfico comparativo de la temperatura y concentración de CO2 a lo largo de los milenios

Gráfico comparativo de la temperatura y concentración de CO2 a lo largo de los milenios

Estos trabajos se hacen habitualmente en las capas inferiores de los hielos en la Antártida u otros lugares. Concretamente el autor de este artículo toma los gráficos de los hielos de la zona del lago Vostok, en la Antártida.

Como se trata de una lectura más sobre los conocidos gráficos que relacionan ambas magnitudes, me ha parecido de interés para compartir aquí:

http://wattsupwiththat.com/2009/01/30/co2-temperatures-and-ice-ages/

Os dejo también con la referencia a otro artículo que escribí al respecto:

Cambio climático: relación entre el CO2 y el aumento de las temperaturas

Y en este otro interesante artículo gráficos sobre los ciclos de las manchas solares, a los que Frank Lansner hace referencia en su artículo:

La NASA vuelve a correr el arco: El Ciclo Solar 24 no será tan grande.

Video en Youtube publicado por la NASA donde se recoge el incremento de temperatura global medido durante las últimas 6 décadas:

En este enlace, una aplicación KLM para poder ver en cada zona del planeta la medición de la temperatura media desde que existen registros:

Visualiza el cambio climático en todo el planeta con Google Earth

Una referencia adicional es la de Adolfo Eraso, premio nacional por la Sociedad Española de Geografía 2014 que opina que el cambio climático es ya irreversible porque, alega, jamás en la historia ha existido una concentración tan alta de CO2 en la atmósfera:

‘El calentamiento global no tiene vuelta atrás, es irreversible’

En esta otra infografía, una clara visualización del ascenso de las temperaturas desde 1880:

http://philogb.github.io/page/temperature-anomalies/

Un excelente podcast de cienciaes.com donde se aborda el cambio climático desde un punto de vista científico:

http://rssr.link/a3D

Nos queda energía nuclear hasta sólo el 2050…

1 noviembre, 2008 2 comentarios

¿y qué más da no? no sé ni si podré seguir escribiendo este blog para entonces…

Lo peor es que algunos pretenden vender la energía nuclear como la salvación para la economía basada en el petróleo de la que tanto dependemos. Y la energía nuclear puede resultar medianamente a cuenta o rentable, llamémosla como queramos, durante la fase de producción pero nadie tiene en cuenta que sus costes (no ya sólo económicos, sino también medioambientales) aumentan de manera indefinida año tras año, durante cientos de miles de años dado que hay que mantener las instalaciones que albergan los peligrosos resíduos nucleares que se generan como deshechos. Y cuando algo, por muy poco que sea su coste, se alarga hasta el infinito (podemos considerar que cientos de miles de años es infinito, ¿no?), tenemos que el resultado es igualmente infinito. Lo que ocurre es que nadie repercute dicho coste infinito en la factura de la luz que estamos pagando ahora. Haciendo uso del habitual egoísmo y visión a corto plazo de los problemas el ser humano está dejando un peligroso legado a sus descendientes. “¡Bah!, ya encontrarán una solución los que vienen luego” y sólo tenemos en cuenta el coste actual de dicha energía y no la futura.

Planta de energia nuclear Susquehanna

Planta de energía nuclear Susquehanna

Pero volviendo al grano, donde nos están metiendo además es en un engaño en toda regla. ¿Que de dónde he sacado el dato de que queda energía nuclear para apenas 40 años más? haciendo unos pocos números. Escuché este argumento que voy a exponer en un debate en la radio, no recuerdo ni la emisora (creo que RNE5) ni los nombres de los contertulios, pero me quede con el método de cálculo que ninguno de los presentes pudo rebatir. Cambiaron de tema que suele ser lo habitual cuando uno no puede rebatir un argumento.

El caso es que esta mañana estaba yo leyendo un artículo sobre la energía nuclear que acaban de publicar en Consumer Eroski (por cierto, os recomiendo suscribiros a sus interesantes boletines) en el que me he encontrado con los datos que necesitaba para mostraros cómo se llega a esta conclusión. Dice el artículo, literalmente:

Al ritmo actual de consumo, las 439 centrales nucleares mundiales podrían acabar con su combustible, el uranio, en un siglo, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Para a continuación un poco más abajo y pareciendo obviar este comentario, decir:

los reactores nucleares superarán el 16% actual de la generación energética mundial y podrían alcanzar el 22% en 2050. Para lograr estas cifras, los expertos de la OCDE estiman que se tendrán que construir 54 reactores cada año entre 2030 y 2050.

¿qué significa esto? evidentemente, que si queda combustible para 100 años con las actuales 439 centrales, y si ahora resulta que se van a construir 54 centrales nuevas cada año entre 2030 y 2050 entonces terminaremos con dicho combustible mucho antes… suponiendo que no se construya ninguna nueva central hasta el año 2030 (que ya es mucho suponer, visto lo visto), tenemos que en 2030 ya sólo nos quedará combustible para 78 años (2030-2008 = 22, por tanto 100 – 22 = 78). Dado que se van a construir 54 centrales anualmente a partir de dicha fecha, para 2040 tendremos 54 x 10 = 540 centrales + 439 centrales actuales = 979 centrales. 979 centrales son más del doble de las actuales 439, por tanto el combustible que quedaba para 78 años se reduce igualmente a la mitad, esto es unos 35 años.

Bueno la cosa es que si uno sigue extrapolando así los datos se encuentra con que para 2050 prácticamente estará agotado el uranio. De hecho, es previsible que su coste aumente exponencialmente a medida que su escasez sea más acuciante, con lo que a lo mejor nos encontramos con que para 2040 ya no sale rentable su uso ni tan siquiera con el actual cálculo de costo.

Pienso sinceramente que la energía nuclear es a día de hoy una buena alternativa a la utilización de energías basados en combustibles fósiles, pero que debemos abogar por su sustitución inmediata, y que la deberíamos usar únicamente como puente hasta dar con otras fuentes de energía que permitan migrar el modelo económico actual a otro sin provocar fuertes sacudidas en los ciclos económicos. Publicar artículos que de una u otra manera intentan justificar que la energía nuclear es nuestra única salvación son por un lado un engaño, y por otro un freno para buscar otras alternativas energéticas.

Ah, y si no, que levante la mano el que esté a favor de que le pongan una planta de energía nuclear en frente de su casa o un almacén de residuos, que para el caso tanto da…

Cambio climático: relación entre el CO2 y el aumento de las temperaturas

Este será uno de los temas de actualidad más recurrentes en todos los países del mundo. Es curioso que las evidencias dan cada vez más credibilidad a la teoría del cambio climático, y sin embargo aún hay países que con sus gobernantes a la cabeza se empeñan en negarla. ¿Qué hay de cierto, qué hay de falso? Para muchos el cambio climático es una realidad, lo que nadie sabe es cuán profundo es ni dónde está el punto de no retorno a partir del cual poco podremos hacer por enderezar el descalabro, dado que hay quien sostiene que es un sistema retroalimentado que por su propia inercia no hará más que acelerarse a partir de cierto momento y nada podrá hacerse por detenerlo salvo esperar que la naturaleza lo ponga todo nuevamente en su sitio.

Al Gore en su archiconocido documental (aunque no lo hayáis visto) Una verdad incómoda explicó con meridiana claridad la relación que estadística y empíricamente ha sido demostrada entre el aumento de las temperaturas y la concentración de CO2 en la atmósfera. Para mi fue realmente el punto culminante del documental, porque lo que es el resto se puede tachar a ratos de alarmista, exagerado o no próximo a la realidad, pero este punto no tiene discusión según el prestigioso Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC, en sus siglas en inglés), que es el organismo auspiciado por la ONU para analizar las causas del cambio climático, sus efectos y determinar qué puede hacerse para frenarlo o revertirlo.

Según publica hoy El País es un artículo titulado Más CO2 que nunca el nivel de CO2 en la atmósfera ha alcanzado el pico máximo de los últimos 650.000 años. Que ya son años.

Los estudios detrás de estas teorías analizan los últimos cientos de miles de años, que incluyen periodos de glaciación intercalados con otros de subidas generalizadas de las temperaturas, durante los cuales las curvas de concentración de CO2 en la atmósfera y las de la temperatura mantienen una asombrosa relación: una no sube sin la otra, y cuando una baja, la otra también. Irremediablemente. Con la curva de concentración de CO2 actual, que está creciendo a un ritmo vertiginoso, el miedo es ahora que el aumento de la temperatura vendrá por detrás y será catastrófico para el clima del planeta.

Mucha gente ignora y rechaza esta demostrada teoría y ni tan siquiera sabe cómo se ha llegado a esa conclusión. El secreto parece ser que está en las burbujas de aire atrapadas en antiquísimos bloques de hielo de nuestros casquetes polares: se ha llegado a determinar la antigüedad de los bloques de hielo de acuerdo a la profundidad en la que se encuentran, y las burbujas de aire en ellas contenidas corresponden por tanto al mismo instante en que dicho hielo se formó. Por tanto no hay más que tomar la concentración de CO2 hallada en esas burbujas y compararla con restos arqueológicos y sobre todo fósiles de plantas y animales de esos mismos periodos para conocer la temperatura de la época. Después, sólo queda trazar las curvas.

Para quien quiera aferrarse a la teoría contraria, di con un documental titulado El gran engaño del calentamiento global (Martin Durkin es el director) que rebate todo esto, yo he visto el documental y a los ojos de alguien que no es científico como yo puede parecer tan realista y cierto como el anterior, entonces, sin embargo me llamó la atención que aunque tachan de falsa la relación entre concentración de CO2 y aumento de temperaturas tampoco demuestran lo contrario.

El debate está abierto.

Otros artículos relacionados:

CO2, temperatura y la edad del hielo
CO2, Temperatures, and Ice Ages
David Morrison, de la NASA, habla alto y claro sobre el cambio climático

Artículo en Bloomberg con una animación sobre el aumento de las temperaturas desde finales del siglo XIX:

http://www.bloomberg.com/graphics/2014-hottest-year-on-record/